Dietética y Nutrición
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
  Talleres y Cursos
  Plan Depurativo Clemente
  Yoga y Relajación
  Noticias de Salud
  Contacto

 

   

La lista de los Problemas Digestivos, en los cuales la dieta tiene mucho que ver es bastante larga, por lo que solo haremos referencia a algunos de ellos:

ALERGIAS E INTOLERANCIAS: Los problemas relacionados con las intolerancias y alergias alimenticias, cada día son mucho más frecuentes.

Una de cada tres personas afirma que sufre alguna reacción ante alguno o varios alimentos. Lo que no suele tener claro es si es una intolerancia o una alergia, los síntomas a veces son similares, pero sin embargo ambos problemas son distintos, en el caso de las alergias está implicado el sistema inmunológico, y en las intolerancias no.

En el caso de las alergias alimenticias el sistema inmunitario reacciona produciendo (a veces de forma exagerada) anticuerpos como la inmunoglobulina E (IgE) y liberando también histamina.

Entre los síntomas propios de las reacciones alérgicas destacan: dolor abdominal, urticaria, enrojecimiento, eccemas, hinchazón, vómitos, palpitaciones, cansancio súbito, dificultades respiratorias, etc. incluso en algunos casos ya el primer bocado produce hinchazón en los labios, lengua y garganta.

Las consecuencias de las intolerancias pueden ser: cansancio, acidez, dolor en las articulaciones, artritis, y otros problemas reumáticos, irritaciones cutáneas, migrañas, retención de líquidos, colon irritable, hiperactividad infantil, desnutrición por problemas de absorción de nutrientes, etc.

Un problema muy serio relacionado con las intolerancias (y sobre todo en las personas celiacas), es la desnutrición, la cual esta ocasionada por bloqueo en la absorción de nutrientes. La falta más o menos constante de algunas vitaminas o minerales es el origen de otros problemas de salud

Asegurarnos una buena salud intestinal es la mejor de las estrategias para corregir las consecuencias negativas, de las intolerancias alimenticias, así como otros problemas de salud.

Gracias al TEST DE SENSIBILIZACIÓN DE ALIMENTOS, podemos ayudarle a descubrir de forma práctica, cuales son los alimentos relacionados con las alergias y las intolerancias alimenticias, así como las carencias nutricionales si las hubiera, y una vez obtenida la información ayudarle a establecer una dieta saludable y totalmente personalizada.

ACIDEZ: La acidez  es el producto del “reflujo gastroesofágico” que consiste en que los jugos digestivos –el ácido clorhídrico y una enzima llamada pepsina- se devuelven hacia la parte baja del esófago, donde no deben estar, produciendo una sensación de ardor y presión debajo del esternón (en algunos casos es tan fuerte esa sensación de opresión, que se la confunde con un ataque cardiaco). El delicado revestimiento del esófago, a diferencia del estómago, no fue hecho para soportar el contacto con esas sustancias cáusticas, de manera que reacciona con irritación y dolor.

Hoy, sabemos que alimentos provocan acidez y que alimentos pueden neutralizarla, por lo tanto el establecer una dieta con predominio de alimentos alcalinos (productores de bases) es una de las soluciones más prácticas a corto y a largo plazo.

ULCERA GASTRODUODENAL: En la úlcera gastroduodenal los ácidos y las enzimas digestivas se vuelven más corrosivos de lo que el revestimiento del estómago y el duodeno pueden resistir. Por lo que comienzan a destruir el tejido, produciendo inflamación, llagas, perforaciones, a veces hemorragia y casi siempre ardor abdominal y retortijones.

La causa fundamental sigue siendo motivo de polémica, aunque los indicios apuntan a una infección bacteriana causada por el Helicobacter pylori, también se ha demostrado que el estrés, la mala alimentación (dieta demasiado ácida) las preocupaciones y otras actitudes juegan un papel determinante.

Gracias a las nuevas investigaciones se ha podido constatar que algunos de los remedios nutricionales utilizados durante muchos años como la leche, la crema de leche, o la dieta suave, no solo no arreglan nada sino que además agravan el problema, y en cambio el uso de otros alimentos pueden cicatrizar las ulceras en muy pocos días, de una forma rápida y eficaz.

COLON IRRITABLE: En el síndrome de Colon Irritable o Colon Espástico, el movimiento del tracto digestivo se ve perturbado y se rompe su ritmo natural, viéndose interrumpido el paso de los nutrientes, lo cual conlleva a una acumulación de toxinas y deshechos. Los síntomas son: hinchazón, dolor, diarreas y/o estreñimiento. Como consecuencia se origina una mala absorción de nutrientes, resultando muy frecuente las carencias nutricionales, principalmente vitaminas y minerales.

Las pruebas más recientes (provenientes de Gran Bretaña) indican que las reacciones negativas a ciertos alimentos son una de las causas principales del colon irritable. Si se logra descubrir y reducir o eliminar los alimentos causantes del problema, éste podría desaparecer casi por completo.

Tanto en los problemas de colon irritable, como en los de estreñimiento, tan frecuentes en nuestros días, el factor más importante es la dieta.

Cada día se va constatando más y más la necesidad de establecer buenos y saludables hábitos alimenticios, a través de nuestro Taller Educativo de Salud Nutricional, usted podrá aprender a hacerlo, sencillamente y sin esfuerzos.