Dietética y Nutrición
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
  Talleres y Cursos
  Plan Depurativo Clemente
  Yoga y Relajación
  Noticias de Salud
  Contacto

 

   

¿SABEMOS ALIMENTARNOS? La realidad habla por si sola: el incremento del sobrepeso y la obesidad –con los riesgos que conlleva para la salud- es más que alarmante; el índice de muerte por problemas cardiovasculares se sitúa en un drástico 31´6 % en hombres y 39 % en las mujeres, los niveles altos de colesterol son una autentica epidemia (incluso en niños pequeños); la incidencia de cáncer va en aumento, etc. Todos estos y otros muchos problemas son el mejor exponente de adonde nos conducen los hábitos de vida actuales y sobre todo los alimenticios.

Llevo casi 30 años dedicando la mayor parte de mi trabajo a la alimentación, durante estos 30 años y sobre todo en los diez últimos, el sobrepeso y la obesidad han incrementado hasta tal punto su incidencia, que han hecho saltar todas las alarmas. También en los últimos años han aparecido cientos de ¿dietas?, varias de ellas las he estudiado detenidamente y puedo asegurar que tienen muy poco de saludables. También tuve la oportunidad de observar a muchas personas ir de “dieta” en “dieta” y obtener siempre parecidos resultados: cada vez un poco más de peso, y un poco menos de salud, y es qué son muy pocas las personas que se atreven a trabajar en el origen del problema: los malos hábitos alimenticios que poco a poco nos llevan a la enfermedad y al sufrimiento.

Estoy convencido de que la solución más eficaz, es trabajar sobre la base del problema: la mala educación alimenticia.

En mi opinión personal, y espero que todo profesional serio y responsable ya sea médico endocrino, nutricionista o dietista, estará de acuerdo conmigo, en que es prácticamente imposible que una persona pueda aprender a corregir sus malos hábitos alimenticios a través de las explicaciones u orientaciones que podamos darle de “labio a oído” en veinte o treinta minutos, más las escritas en uno, tres o siete folios.

Tratando de encontrar una solución práctica (puede haber más) para aprender a corregir los malos hábitos alimenticios, he diseñado y puesto en práctica lo que yo llamo TALLER EDUCATIVO DE SALUD NUTRICIONAL. Un taller en el que se combinan la teoría (información sobre dietética y nutrición) y la práctica de cocina saludable El método educativo es sencillo y práctico, para que cualquier persona pueda realizarlo. Ver: Taller Educativo de Salud Nutricional

Este taller no fue creado para el tema del control del peso (como puede apreciarse si observamos cuales son sus objetivos), pero la persona con problemas de peso, puede encontrar en el una solución práctica, positiva y saludable.

En el tema del peso aconsejamos empezar por aprender a incorporar hábitos alimenticios saludables, y después de que se hayan instaurado todas las bases de una dieta saludable, el siguiente paso es la reducción de la ingesta calórica, de forma progresiva, hasta llegar al porcentaje adecuado a cada persona y que nunca debe de ser inferior a 1.500 kcal/día, ya que una ingesta inferior por muy buena dieta que sea no garantiza el aporte mínimo diario de vitaminas, minerales u oligoelementos. Todas las cosas se deben hacer con equilibrio y en mi opinión el reducir la ingesta calorica de forma drástica, trae más problemas e inconvenientes que beneficios, ejemplo a una persona que tiene por costumbre ingerir 2.500 o 3.000 kcal/día, no se le debe de pedir que de pronto pase a ingerir 1.500 o incluso menos (como algunos recomiendan 1.200, 1.000, 900 e incluso hasta 800), ya que se le somete a una situación de estrés excesiva que difícilmente podrá sobrellevar.

Si la ingesta calórica es adaptada a las necesidades y situación personal con equilibrio bajaremos de peso más despacio, pero a cambio, la adaptación metabólica será más equilibrada y cuando llegue a su peso saludable, no tiene que cambiar de dieta, por que lo que a hecho durante el proceso es aprender a corregir los malos hábitos alimenticios y a instaurar una dieta saludable para toda su vida.

NOTA: Los regimenes disfrazados de dieta no son recomendables por varias razones, como tampoco es practico ni saludable la reducción drástica de la ingesta calórica.

Ver: Taller Educativo de Salud Nutricional, Dieta Mediterránea y Dieta Saludable