Dietética y Nutrición
  Talleres y Cursos
  Plan Depurativo Clemente
  Yoga y Relajación
  Noticias de Salud
  Contacto

 

   

LA REVISION DE 89 ESTUDIOS NO HALLA BENEFICIOS EN EL PESCADO AZUL. La revisión de las evidencias científicas sobre los beneficios para la salud de las grasas omega-3 ha dado una sorpresa: las pruebas no son tan concluyentes como se pensaba. Lo que se creía es que el consumo de estas grasas, abundantes en los pescados grasos o azules (atún, sardina, anchoa, …) y en algunas plantas, protegían contra las enfermedades del corazón, pero ahora esta idea es menos firme. Aunque numerosos estudios la apoyan, la publicación de un gran ensayo clínico con datos contradictorios ha debilitado esta idea, según un artículo que se publica en la edición digital de Britssh Medical Journal.

En esta revisión se han analizado los datos de 89 estudios (de ellos, 41 son ensayos clínicos) para evaluar los efectos de las grasas omega-3 de cadena larga (las del pescado) y corta (las del aceite de colza, por ejemplo), en la mortalidad total, los episodios cardiovasculares, el cáncer y los ictus. Al recopilar los resultados no se encontró ninguna prueba sólida de que las grasas omega-3 tuvieran un efecto en la mortalidad total o los episodios cardiovasculares conjuntos. Y cuando se analizaron los datos de las grasas omega-3 de cadena larga no disminuyeron la mortalidad ni los episodios cardiovasculares.

FUENTE Y MÁS INFORMACIÓN: EL PAÍS, martes 28 de marzo del 2.006

 

TRANSGENICOS Y FLORA INTESTINAL. Preocupaba que los cultivos transgénicos pudieran contaminar al resto de plantas, y que los alimentos manipulados aumentaran la incidencia de las alergias y otros problemas de salud en los seres humanos. Lo que no se esperaba es que los genes manipulados fueran incorporados por la flora bacteriana que habita el intestino de los animales y de las personas. Es una de las primeras sorpresas ofrecidas por la investigación sobre unos productos que ya se encuentran en las estanterías de los supermercados. La noticia apareció publicada en la revista Nature Biotechnology, una de las principales divulgadoras de la supuesta utilidad de los cultivos transgénicos. El autor del estudio Trudy Netherwod, ha podido demostrar que la flora de personas que sufren patologías gastrointestinales puede adquirir y reproducir secuencias manipuladas del ADN de plantas transgénicas.

FUENTE Y MÁS INFORMACIÓN: Revista CUERPOMENTE, Nº 139

 

EL SISTEMA INMUNITARIO REACCIONA A LA CARNE ROJA. El ÁCIDO N-GLICOLILNEURAMINICO, una molécula que se encuentra en la carne roja, cocinada a altas temperaturas, puede provocar una respuesta inmunitaria que le lleva a sufrir cáncer o enfermedades cardiacas. Así lo afirma un estudio realizado en la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos). Cuando el ácido n-glicolilneuramínico penetra en el cuerpo es percibido por el sistema inmunitario como una sustancia extraña y desencadena una reacción lenta cuyos efectos pueden aparecer en los últimos años de vida. Por otra parte, esta molécula puede ser una de las que provocan el rechazo a los órganos trasplantados.

FUENTE Y MÁS INFORMACIÓN: Revista CUERPOMENTE, Nº 139